Historia

Medio ambiente y sustentabilidad

Sostenibles gracias a la innovación

Nuestra capacidad innovadora la aplicamos no solo para el bienestar de nuestros clients. Mediante el perfeccionamiento sistemático de tecnologías y procesos, Kalle se implica en la protección del medio ambiente, la ecología y la sostenibilidad.

Asumiendo un alto coste de inversión creamos para nuestro proceso de fabricación un concepto integrado para la sostenibilidad en el medio ambiente, el reciclaje y la eliminación de residuos. Siempre que nos es posible, recuperamos los residuos de producción dentro del proceso y los reutilizamos. Un ejemplo de ello es que retornamos al proceso los baños de regeneración a través de un sistema de evaporación. Las aguas residuales se limpian en un moderno tanque de limpieza con tratamiento biológico situado en el parque industrial Kalle-Albert.

De este modo se aumenta la eficiencia energética y la rentabilidad, al mismo tiempo que se preservan los recursos naturales. Este concepto medioambiental se considera pionero y hace que Kalle sea un referente en el sector.

Productos ecológicos

También al crear nuestros productos ponemos nuestro empeño en generar un impacto positivo en el medio ambiente. Esto se demuestra, por ejemplo, en nuestros paños de esponja, que se utilizan prácticamente en todos los hogares y en muchos sectores.

Materiales reciclables y sostenibles
Los paños de esponja Kalle se fabrican a partir de materiales reciclables y medioambientalmente sostenibles. Su contenido es de hasta un 70 por ciento de celulosa de madera y hasta un 30 por ciento de algodón.

Vida útil y reutilización

Los paños de esponja Kalle son especialmente resistentes a la fricción y, por tanto, poseen una prolongada vida útil. Pueden lavarse varias veces en el lavavajillas o en la lavadora, incluso junto con la colada. Al secar no se vuelven quebradizos, sino que conservan su flexibilidad y pueden volver a utilizarse, quedando «como nuevos».

Biodegradabilidad

Una vez agotada su vida útil, los paños de esponja pueden desecharse junto con la basura doméstica. Sirven, además, para el compostaje según la norma EN 13432 (certificado por ISEGA; enero de 2011).

Eficiencia energética

También nuestros clientes nos ayudan a ahorrar energía, por ejemplo, mediante nuestras «value-added casings». Así se puede prescindir de fases enteras de producción y disminuye el consumo de energía necesario para la producción.

¿Sabía usted que...?

La planta de limpieza biológica del parque industrial de Kalle-Albert purifica diariamente unos 15.000 m³.