Historia

Estrategia

APROVECHANDO LAS OPORTUNIDADES DE CRECIMIENTO

Muchos se etiquetan de estar orientados al cliente; en Kalle esta intención se vive al máximo. Escuchando atentamente las necesidades de los clientes es como se impone Kalle en el mercado. La empresa sigue escribiendo esta historia de éxitos con una clara estrategia de crecimiento.

Embutido hecho a la medida

Kalle no se da por satisfecha ofreciendo a los clientes una gama de productos estándar. La empresa dispone de conocimientos especializados de materiales y procesamiento de embutidos, aplicándolos al proceso de producción de los clientes. ¿Con qué producto es posible aumentar la calidad de los productos embutidos? ¿Y con qué precisión puede introducirse en la producción la tripa sintética de forma que aumente la eficiencia? A partir de nuestras conversaciones mantenidas con los clientes, obtenemos nuevas ideas para materializarlas a través del departamento de desarrollo de Kalle. Al final surge a menudo un nuevo producto que se adapta un poco más a la necesidad del cliente.

Sin perder de vista al consumidor

Kalle nunca pierde de vista las expectativas de los consumidores. Por ello, ofrece tripas artificiales que dan respuesta a la creciente necesidad de una alimentación equilibrada. Por ejemplo, en el ámbito de los envases «clean label». Estos son envases para embutidos que no llevan conservantes, colorantes artificiales ni alérgenos. Kalle también se beneficia de la tendencia del vegetarianismo y la alimentación vegana, ya que este tipo de envase es apto para cualquier tipo de alimento en forma de masa, los denominados productos «pastosos». Entre ellos están, además del embutido, el queso, el tofu o el seitán.

Ampliación de la gama de productos

El resultado de esta marcada orientación al cliente es una gama de productos única en el sector. Una tripa artificial única para cada tipo de embutido, para cada método de procesamiento, para cada mercado. Así surgen también productos que van más allá de envases para embutidos. Por ejemplo, los ingredientes funcionales como aromas, esencias y componentes saborizantes. Esta oferta complementaria de ingredientes funcionales ha permitido a Kalle establecerse como una empresa que ofrece una paleta de productos completa al sector de procesamiento cárnico y ampliar sus relaciones con los clientes ya existentes. Kalle observa unas oportunidades de crecimiento especialmente positivas, en los ingredientes funcionales, y principalmente en las tripas de valor agregado. Refuerza ésta área de productos mediante la realización de ambiciosas inversiones en investigación y desarrollo.

Paños de esponja: de producto secundario a superventas

La experiencia práctica que Kalle tiene en cuestión de materiales, ya sea sobre fibras naturales o artificiales, vuelve a ser siempre el punto de partida de nuevos productos, que van más allá del sector de los productos embutidos. Un ejemplo de ello son los paños de esponja. Originalmente era un producto secundario del departamento de desarrollo. Sin embargo, la dirección de Kalle detectó su potencial de demanda y decidió explotarlo por cuenta propia. En la actualidad, Kalle es uno de los principales productores y tiene una cuota de mercado equivalente a un tercio del mercado mundial para este producto. Además del uso clásico como paño de limpieza, Kalle inventa constantemente nuevas posibilidades de uso, ya sea en el sector médico, en el sector del automóvil, en el sector agrícola o como medio de evaporación en sistemas de refrigeración.

Expansión internacional

La gran orientación a las necesidades del cliente y su fuerza innovadora son cualidades que Kalle aprovecha para seguir impulsando el negocio. Su potencial de crecimiento sostenible es óptimo, en particular en aquellas zonas del mundo en las que el nivel de vida creciente conduce al aumento del consumo de productos con proteínas. Por este motivo, Kalle vive una expansión especialmente pronunciada en los países emergentes del Este de Europa, Sudamérica y Asia, así como en el mayor mercado del embutido del mundo, Norteamérica.

Asociaciones y adquisiciones

Tanto en relación con la internacionalización como en la ampliación de la gama de productos, Kalle apuesta por las asociaciones y adquisiciones. En los últimos 15 años, Kalle ha adquirido tres empresas: en 2000 Oskuda, en 2002 Texda y en 2011 Jif-Pak. En todos los casos fue posible una rápida integración de las empresas, así como el aumento de su dinámica de crecimiento. Kalle sondea el mercado continuamente para seguir mejorando su posicionamiento gracias a una acertada red de asociaciones, tanto en la actividad principal de envolturas para embutidos como en los segmentos de mercado más próximos.