Historia

Mallas

Reclamo: Las mallas ponen los productos en escena

Kalle completa la oferta de tripas artificiales para embutidos con la absorción de la empresa americana Jif-Pak y su gama de tripas de malla. La malla otorga a los productos de jamón y ave, cocidos o ahumados, una apariencia exclusiva y natural.

Los jamones se venden en la charcutería especialmente bien si presentan una apariencia rústica, por ejemplo, la estructura de una parrilla o una superficie rugosa. Las tripas artificiales de malla CasingNet y UltraKote aúnan una apariencia apetitosa con las comodidades de la producción industrial. Kalle ofrece mallas tejidas de poliéster en varios tipos de elasticidad y variantes. Así, los clientes tienen la posibilidad de conferir a sus productos una apariencia personalizada. La gama de productos se ve completada por las mallas con funciones específicas, por ejemplo, para facilitar el pelado.

Además, las tripas artificiales de malla pueden dotarse asimismo de funciones con valor añadido. Por tanto, es posible aplicar la estructura superficial y el color del ahumado o del condimento en un solo paso de trabajo.

Mallas para una mayor seguridad

En comparación con la lámina de colágeno convencional, CasingNet y UltraKote ofrecen una mayor eficiencia y seguridad durante el proceso de embutido, con una tripa artificial sin costuras. Así se evita el peligro de formación de burbujas de aire, defectos o deformaciones en la superficie. Además, las tripas artificiales de malla aumentan la productividad.